Una nueva cara para el barrio de Santa Adela

3,6 millones de euros, esa es la cantidad que invertirá la Consejería de Fomento y Vivienda en darle una nueva imagen al barrio de Santa Adela. Gracias al acuerdo entre Ministerio de Fomento, Ayuntamiento de Granada y Junta de Andalucía la imagen que hoy se tiene de este barrio del Zaidín pasará pronto a la historia.

La barriada de Santa Adela, construida en la década de los 50 ha acusado el paso de las décadas y presenta un estado más que deficiente en buena parte de sus construcciones, unos edificios que padecen serios problemas de conservación

El convenio prevé, entre otros aspectos, el derribo de 150 infraviviendas y la construcción de 128 nuevas antes de que finalice el año 2017. Las viviendas que están condenadas a la piqueta presentan graves deficiencias en todos los niveles, desde el estructural a todo aquello relacionado con instalaciones eléctricas o sanitarias, por eso la mejor solución pasa por derribarlas y levantar nuevos bloques de pisos. Pero antes de ello será necesario realojar a las familias que ocupan esos edificios.

Según lo establecido en el convenio firmado por las distintas administraciones, el Gobierno central asumirá un 34% del coste de las obras, un total de 4,2 millones de euros. La Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Granada, por su parte, deberán hacer frente a un 29% de la inversión cada uno y los vecinos deberán costear el 8% restante.

Con la inversión ya marcada, el gran reto que hay que salvar es el de los plazos y es que, según las previsiones, las obras en el barrio de Santa Adela, al menos esta fase, deberán estar finalizadas antes de que acabe 2017.

Una fase que se suma a los trabajos ya acometidos para mejorar y regenerar el barrio con la construcción de 400 viviendas. En unos meses, si se cumple lo fijado, Santa Adela lucirá ya su nuevo aspecto.

Cuenta atrás para la reapertura del histórico hotel Washington Irving

El 3 de mayo, esa es la fecha oficial para que el hotel Washington Irving vuelva a acoger huéspedes después de 17 años cerrado, concretamente desde enero de 1999. La empresa Hotusa, de hecho, ya admite reservas para ese día tan señalado. Un establecimiento que será de cinco estrellas que ofrecerá 63 lujosas habitaciones.

H washintong irvingEl hotel, a los pies de la Alhambra, ha sido durante casi dos décadas como un fantasma. Fantasma que ahora resurgirá con una nueva, moderna y atractiva imagen. Su decoración interior estará inspirada, como no podía ser de otra manera, en los cuentos del autor estadounidense del quien toma el nombre, buscando recrear pasajes de sus inolvidables relatos. Un hotel que ya en el siglo XVII era una fonda más que conocida y que acogió durante unos días de 1829 a Washington Irving.

Además de esas 63 habitaciones mencionadas, el hotel ofrecerá a sus clientes todo tipo de servicios, desde piscina, a terraza, gimnasio, sauna y una biblioteca con primeras ediciones de las obras de Irving. Todo un homenaje a quien se inspiró en la bella Alhambra, pero también una manera diferente de que los huéspedes se identifiquen completamente con la ciudad y sus tesoros arquitectónicos nada más poner un pie en ella.

Con su apertura se pondrá punto y final a una larga historia que había convertido uno de los históricos hoteles de Granada en un edificio abandonado y casi olvidado. Una historia que comenzó cuando en 1996 Hotusa compró el establecimiento para cerrarlo tres años después, con la intención de reformarlo. Sin embargo, han sido necesarios más 17 años para conseguir ver hecho realidad el proyecto.

El sueño ahora es que el hotel recupere pronto su antiguo esplendor, ese que en los años sesenta y setenta del pasado siglo hacía que sus habitaciones estuvieran siempre llenas de turistas llegados de todo el mundo y atraídos por la magia de la Alhambra.

Cámaras antivandálicas en el Albaicín

No hay lugar ni rincón que esté libre de sufrir actos vandálicos, siempre gratuitos y a veces irreparables. Por muy hermosos que sea, por muy cuidados que estén, edificios, monumentos, esculturas o mobiliario son blanco fácil de los vándalos.

Evitar que eso ocurra en el barrio del Albaicín, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, es uno de los objetivos del consistorio granadino. Por ello, el ayuntamiento tiene previsto licitar un servicio de videovigilancia para evitar todo tipo de actos que puedan perjudicar el bello patrimonio de esta barriada.

Un sistema que tendrá cámaras con sensores que permitirán que se inicie la grabación únicamente cuando capten movimientos anómalos o cambios en las texturas de los monumentos, por lo que el derecho a la intimidad de los ciudadanos queda protegido y garantizado . De hecho, ya se cuenta con el informe favorable de la Comisión de Garantías de la Videovigilancia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía En unos meses este sistema podría estar ya funcionando a pleno rendimiento, un servicio que se prevé cueste entre 120.00 y 150.000 euros a las arcas municipales. El proyecto que se ha diseñado y que ha recibido el visto bueno del TSJA contempla la instalación de estas cámaras de videovigilancia en cinco puntos distintos del Albaicín.

Los monumentos protegidos por este sistema serían, por un lado, las puertas de las Pesas (siglo XII), Montaina y Elvira (ambas levantadas en el siglo XI). Por otro, se protegerán el palacio de Dar Al-Horra, que tendrá dos cámaras por sus dimensiones, y el aljibe del Zenete, construido en el siglo XVI.

La protección del patrimonio histórico de la ciudad es una de las grandes prioridades del consistorio, que ya aprobó una moción para luchar contra las pintadas en el patrimonio histórico de Granada. Una iniciativa a la que ahora se sumara este proyecto de videovigilancia en uno de los barrios más representativos de la ciudad.

La Semana Santa en Granada, una cita ineludible

Granada se prepara durante muchos meses para uno de sus momentos más especiales: la Semana Santa. En un entorno espectacular, en barrios llenos de encanto y espiritualidad, la ciudad se transforma durante esos días en una inmensa manifestación de fe. El centro histórico de la ciudad y sus barrios más significativos, como el Albaicín o el Realejo, ven posesionar por sus calles maravillosos pasos, acompañados por cofradías o hermandades de capa y espada. Por algo la Semana Santa granadina está considerada Fiesta de Interés Turístico Internacional.

semana_santa_granadaTreinta y dos cofradías, más de dos mil costaleros, 58 pasos procesionales y más de cinco mil cofrades y camareras transforman la ciudad durante una semana que se vive con una intensa devoción. Ya desde el Domingo de Ramos se pueden contemplar pasos en las calles granadinas, entre ellos el de la Última Cena o la Sentencia. El lunes es para las cofradías de Nuestra Señora de los Dolores o la Nuestro Padre Jesús del Rescate. Y el martes Salen, entre otras, la hermandad del Cristo de la Lanzado o la de la Esperanza.

El Miércoles Santo es el día del Cristo de los Gitanos, que procesiona por el Sacromonte, con la magnífica Alhambra de testigo. El Jueves Santo, en el Albaicín, son los pasos de la Estrella, la Aurora y la Concha los que tienen el protagonismo y el Viernes Santo la ciudad queda en absoluto silencio para rezar en recogimiento al Señor de los Favores. Una Semana Santa con tradición, pero siempre diferente. Este 2016 la cofradía de Los Estudiantes estrena paso de palio, un magnífico trabajo de orfebrería del Taller de Ramón León, adornado con bordados del taller de Cristóbal Casares.

Vivir la Semana Santa en Granada es, sin duda una experiencia inolvidable, hermosa y sobrecogedora a la vez. Una manera muy distinta de conocer la ciudad a través de sus pasos procesionales y del fervor de sus habitantes.