Activado nivel 3 de riesgo por altas temperaturas en Granada

El calentamiento global está produciendo cambios verdaderamente notables; basta con ver el derretimiento de los glaciares en la Antártida y la Antártica que día tras día se suscitan en esos gélidos ambientes, ahora mucho más cálido que antes. Y es que la excesiva calidez que mencionamos en precisamente uno de los cambios ambientales más pronunciados que el calentamiento global nos ha dado como consecuencia. El derramamiento de petróleo, los gases generados en las refinerías, los humos desechados por los medios de transporte, la basura no reciclada que cotidianamente desechamos y la tala de árboles son algunas de las actividades humanas que han causado directamente la creación y el empeoramiento del calentamiento global.

Para aquellos que no creen que el calentamiento global es cierto y que sólo es un invento de las compañías para vender sus productos “verdes” o un invento de los gobiernos para ahorrar en el rubro del aseo y los servicios básicos, ya en España se ha activado este año el nivel 3 de riesgo por altas temperaturas de verano. En épocas pasadas era muy raro que tales altas temperaturas se suscitaran en España, pero como ya nosotros mismos, los ciudadanos, lo estamos experimentando, el calentamiento global no es una fábula ni mucho menos un juego.

Lo sorprendente de la situación es que únicamente en la provincia de Granada se ha activado el nivel 3 de riesgo por altas temperaturas, según los reportes recibidos por el Estado el 8 de julio de 2018. Mientras que en Lleida y otras provincias de España el nivel de riesgo activado ha sido el número 2 hasta los momentos. Por otra parte, en ese respecto, tanto en Pontevedra como en Salamanca se activó el nivel uno de riesgo. La causa de estas alertas ha sido, evidentemente, la llegada del verano que, como ya es harto conocido, siempre arriba con un clima sumamente tropical y propicio para disfrutar las vacaciones veraniegas al aire libre, yendo a la playa o a la piscina.

Destacar que el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social fue el ente gubernamental encargado de activar el mencionado nivel tres de riesgo por altas temperaturas para la provincia granadina. Eso significa que en los próximos cinco días el clima de Granada superará fácilmente los umbrales de calor óptimos. Dicha información fue corroborada por la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que, además, realizó los cómputos necesarios para vaticinar que a partir del 9 de junio del presente año la temperatura oscila en 38 grados Celsius.

Sólo en Granada, Salamanca, Lleida y Pontevedra se ha activado estos niveles de riesgos por altas temperaturas, mientras que en el resto de España el nivel de riesgo se mantiene en cero, lo que nos dice que la temperatura en todo el país subirá los próximos cinco días. Así como lo aconseja tanto el Ministerio de Sanidad como la empresa Desatascos, es importante seguir medidas de prevención ante temperaturas elevadas para no padecer quemaduras o problemas de insolación.