Los yacimientos de Orce, un tesoro

Que la cuenca del Orce encierra un auténtico tesoro es algo que los investigadores sospechan y que año tras año se esfuerzan en sacar a la luz, con las excavaciones que se vienen realizando en distintas campañas desde hace ya unos años. La última se ha centrado en la zona del barranco del León, con una cronología que no traslada a hace nada menos que 1,4 millones de años. En ella ha trabajado un equipo multidisciplinar de arqueólogos, paleontólogos y geólogos no solo de la Universidad de Granada, también procedentes de del Instituto de Paleontología Humana de Cataluña o la Universidad de Málaga, entre otras instituciones.

En el barranco del León se han encontrado numerosos restos de animales, pero también un molar que ha sido catalogado como el resto humano más antiguo que se ha documentado hasta ahora en Europa

De hecho los hallazgos en esta zona serán fundamentales para conocer un poco mejor cómo eran, cómo funcionaban y cómo vivían las primeras ocupaciones humanas de Europa occidental. Ese es, precisamente el gran valor de esta zona, en la que en campañas anteriores ya se han encontrado gran cantidad de restos y vestigios de enorme interés para la arqueología y la paleontología.

Por ello se trabaja en diversos aparatados. Uno de ellos es la excavación y el estudio de los restos encontrados, pero también se está trabajando en la reconstrucción virtual en tres dimensiones de la zona excavada con el fin de poder analizar mejor el sentido de los restos encontrados y determinar el uso que los antiguos homínidos daban a cada uno de los espacios del yacimiento.

Pero, además, se contempla la posibilidad de dar al yacimiento un carácter educativo, mediante visitas guiadas por especialistas que puedan trasladar al gran público la importancia de los yacimientos de Orce en el estudio de las primeras poblaciones de homínidos de Europa. La celebración de jornadas de puertas abiertas es otra de las posibilidades que se barajan.