No habrá indulto para el joven de Granada condenado por robar 80 euros con una tarjeta falsa

Finalmente, Alejandro Fernández ha tenido que ingresar en prisión. De nada han servido las miles de firmas y la presión popular para conseguir el indulto para este joven granadino condenado a seis años de prisión por robar 80 euros con una tarjeta clonada.

Acababa de cumplir los 18 años cuando Alejandro cometió el delito. Según aseguró en su momento, fue un amigo quien le dio la tarjeta falsificada y con ella pagó en un supermercado compras por valor de apenas 80 euros. Según el joven, no sabía que su amigo, en busca y captura, perteneciera a una banda de delincuentes dedicados a clonar tarjetas de crédito. Señala además Alejandro que no la utilizó para nada más que para esa compra.

A pesar de ello, el joven fue condenado a doce años de prisión por pertenencia a banda organizada y estafa. Condena que fue rebajada a seis años tras un recurso ante el Tribunal Supremo. Ahora Alejandro ha tenido que ingresar en la cárcel, después de que le fuera denegado en indulto. Su única esperanza es que dentro de seis meses se le concedan los primeros permisos penitenciarios para que pueda, en la medida de lo posible, recuperar su vida.

Y es que seis años después de haber cometido el delito se encontraba plenamente reinsertado. De hecho, Alejandro tenía un puesto fijo en una empresa de hostelería desde hace cuatro años y vivía con su pareja en un piso de alquiler. Una vida que ahora se ha visto truncada para pagar por un delito cometido hace años que no ha vuelto a repetir.

La denegación del indulto ha levantado oleadas de indignación entre muchos ciudadanos, que consideran que la gravedad del delito no justifica la pena impuesta y que el hecho de que Alejandro no haya reincidido y lleve una vida completamente normal debería ser razón más que suficiente para la concesión del indulto