Un verano sin cine en Los Vergeles

Habrá que llevar las noches de calor de otra manera, adiós a esas sesiones nocturnas con películas de éxito, nostálgicas o infantiles. Todo un clásico, el cine de verano en Los Vergeles no volverá, después de 30 años entreteniendo a los granadinos en las peores noches del verano.

El cine de verano de Los Vergeles era el último de este tipo que quedaba en la capital. Un sencillo anuncio en Facebook ponía punto y final a una película que ha durado tres décadas y que ha tenido el final más triste que se podía imaginar. Una noticia que han lamentado muchos vecinos de la capital, amantes o no del cine, porque a veces una película sirve para relajarse y pasar un buen rato (sobre todo al fresco), más allá de que sea un gran estreno o una versión antigua.

El motivo del cierre es que el contrato con la empresa sevillana Odeón Multicines, la encargada del cine en los tres últimos años, había finalizado. Y lo cierto, es que el público que acudía a las sesiones se había reducido de manera notable en los últimos años. De hecho, se había quitado una de las dos sesiones y aun así, no siempre se llenaba el aforo.

Pero la falta de público no ha sido el único motivo que ha supuesto el fin del cine de verano en Los Vergeles. Era necesario invertir en la mejora de las instalaciones, que no presentaban ya las mejores condiciones para la actividad. Y, por otro lado, se encontraban las protestas de los vecinos de la zona por el ruido que generaba el cine.

Aspectos que se han unido para que el cine de verano pase a la historia definitivamente en la ciudad de Granada. Ahora los propietarios de los terrenos en los que se asentaba tendrán que decidir qué hacer con ellos, aunque su futuro pasa obligatoriamente por el sector servicios.